Telemonitoreo ¿Estamos preparados en Chile para aplicar masivamente este tipo de herramientas?

Xavier Urtubey Xavier Urtubey
Xavier Urtubey
Médico, co-fundador y gerente general de AccuHealth, y Presidente del Capítulo Latinoamericano y del Caribe de la Asociación Americana de Telemedicina.
Line1
Durante las últimas dos décadas, el gasto en salud en Chile ha ido en continuo crecimiento y para el 2016, según cifras oficiales, se espera una inversión de 9.547 millones de dólares, un 5,1 % más que el año pasado, los que se destinarán, entre otras cosas, a la contratación de 750 nuevos médicos especialistas y la formación de otros 1.000. El financiamiento para el sector representará el 16,6% del presupuesto para todo el país.

Gastar más no necesariamente implica un mejor resultado, sin embargo, si la misma inversión se hace más eficiente, usando tecnología de punta como la que permite el Telemonitoreo, una sociedad moderna puede incrementar notoriamente la salud de sus ciudadanos."

No obstante, y según cifras del World Economic Forum, WEF, nuestro país está lejos de destinar grandes montos a este ítem.
En ese sentido, según WEF, Estados Unidos aparece como el que más dinero gasta (cerca de un 17% de su PIB), mientras que su expectativa de vida promedio alcanza solo los 78 años. Por otra parte, según cifras del Banco Mundial, el país norteamericano gasta anualmente promedio US$9.146 por persona, mientras que Chile, tiene un gasto per cápita de US$1.204 en el mismo ítem, y goza de la misma expectativa de vida que los norteamericanos, gastando un 13% de lo que invierten per cápita en la primera economía del mundo.
 
No obstante, al cruzar el porcentaje del PIB de cada país de la OCDE invertido en salud versus su expectativa de vida, dan cuenta de que gastar más no necesariamente significa mejor calidad de vida. El uso de la tecnología para reducir los costos de la salud es una de las características de los sistemas de salud altamente eficientes, ya que acelera la actividad, aumenta la precisión y permite identificar a través del análisis de datos macros, qué pacientes son más propensos a necesitar una atención de seguimiento.

Precisamente las enfermedades crónicas están en una franco crecimiento debido al incremento de la expectativa de vida y dentro de otros factores al sobrepeso, que afecta a más del 50% de la población, impactando la productividad y el bienestar del paciente. De hecho, un paciente que maneja bien su patología crónica puede tener una calidad de vida muy similar al de una persona sana.

En ese sentido, el Telemonitoreo se ha transformado en un apoyo al equipo médico, reforzando el vínculo entre pacientes y profesionales de la salud, lo que permite una continuidad del cuidado del paciente cuando ya no está en el centro asistencial.
Asimismo, al tener registro de las características y perfil del paciente, el Telemonitoreo permite un seguimiento personalizado y prevenir episodios críticos que son lo que gatillan eventuales descompensaciones, hospitalizaciones y un empeoramiento en la calidad de vida. También se fomenta el empoderamiento y autocuidado.

Pero ¿estamos preparados en Chile para aplicar masivamente este tipo de herramientas? La respuesta es afirmativa. El Centro de Referencia de Salud Peñalolén Cordillera Oriente, hace uso del servicio de telemonitoreo hace más de cinco años para tratar a pacientes portadores de diabetes insulino requirentes. Además, hace más de un año el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente (SSMSO) suscribió un convenio estratégico que, apoyado por Fonasa, permite monitorizar a distancia a dos mil pacientes de la zona Sur Oriente de Santiago afectados por patologías crónicas. Asimismo, el Complejo Asistencial Doctor Sótero del Río se encuentra desarrollando, desde 2013, un programa de Alta Temprana de Pacientes el que incorpora soluciones de monitoreo y manejo a distancia de patologías como angioplastía, insuficiencia cardiaca congestiva, traslape anticoagulantes orales, enfermedades respiratorias crónicas y titulación de insulina en niños y adultos.

En la misma línea, algunas Isapres, entre ellas BUPA y Fundación Banco Estado, han introducido el sistema de telemonitoreo para sus afiliados que padecen enfermedades crónicas, pudiéndose controlar las 24 horas del día.
A la luz de estos antecedentes, todo indica que el Telemonitoreo es una alternativa válida a la hora de analizar soluciones concretas para mejorar el sistema de salud en Chile. Además, lo demuestran claramente las últimas cifras de organismos internacionales: gastar más no necesariamente implica un mejor resultado, sin embargo, si la misma inversión se hace más eficiente, usando tecnología de punta como la que permite el Telemonitoreo, una sociedad moderna puede incrementar notoriamente la salud de sus ciudadanos.

 

 
Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.