Logo
Imprimir

Avanzar hacia la Investigación y Desarrollo

Renzo Pruzzo / Fotografía: Darío Vargas Renzo Pruzzo / Fotografía: Darío Vargas
RENZO PRUZZO
Gerente Club de Innovación

Cuando hablamos de investigación en el mundo empresarial, se siente un clima de escepticismo hacia este concepto y el valor que pueda generarse a partir de ella. Aun así, se debe considerar la investigación aplicada como el vehículo para ampliar la frontera del desarrollo de soluciones innovadoras desde la empresa hacia sus stakeholders.

¿Por qué en la empresa es poco frecuente que se realice investigación sistemáticamente? La respuesta es simple, no existe una correlación lineal entre inversión en investigación e innovaciones a mercado"

Si consideramos esa aseveración como cierta, ¿por qué en la empresa es poco frecuente que se realice investigación sistemáticamente? La respuesta es simple, no existe una correlación lineal entre inversión en investigación e innovaciones a mercado. Por esta razón, en Chile los gastos en investigación son más bien conservadores, ya que muchas de las empresas sienten que es más fácil seguir a quienes ya han gastado en investigación y fallado progresivamente hasta tener innovaciones.

Todos quisiéramos tener algunas empresas chilenas en la lista de los que más gastan en I+D, sin embargo, se debe comenzar realizando un balance estratégico de la investigación y desarrollo en la empresa a través de tres vías: implementación de centros de investigación y desarrollo propios; adquisición de startups tecnológicas vía capital de riesgo corporativo y contratación de centros de investigación aplicada.

La primera, en Chile, la han realizado algunas empresas de sectores productivos como el forestal y minero, con resultados disímiles y, en algunos casos, prometedores. No obstante, sus gastos son poco representativos como porcentaje de sus ingresos. Además, esta vía de investigación y desarrollo es viable en mayor medida para empresas de gran tamaño por los requerimientos de capital humano, infraestructura y recursos financieros.

La segunda, es muy poco común en Chile debido a dos motivos: startups con baja capacidad de desarrollo de nuevas tecnologías (no solo digitales) y, aunque las hay, existe un paradigma desde las empresas, donde creen que invertir en el desarrollo de una startup tecnológica es sinónimo de adquirir el 100%, lo cual es un error ya que se debe construir un gobierno corporativo y brindar apoyo en recursos financieros, equipamiento y apoyo profesional de la compañía, manteniendo en parte la libertad de sus fundadores.

La tercera vía, el trabajo conjunto con centros de investigación externos, puede ser una atractiva alternativa para todo tipo de empresas que quieran incursionar en I+D, ya que pueden buscar una nueva solución basada en tecnología que ha sido recientemente desarrollada por el centro o contratarlos para que investiguen y logren inventar la...
 

 
 

Temas relativos

Últimas de Renzo Pruzzo

Revista Innovación & Mercado © 2015 - Todos los derechos reservados. IBL GROUP