Startups femeninos de alto impacto: un reto por delante

Katherine Noack, gerente de marketing y personas de Fundación Chile Katherine Noack, gerente de marketing y personas de Fundación Chile

Los emprendimientos de alto impacto y de escalabilidad comercial son la clave del futuro. Son startups orientados a la ciencia, la biotecnología y a las TICs. En Chile, ha habido avances en estas materias. Sin embargo, gran parte de estas nuevas empresas han sido iniciadas por el sexo masculino.

Entonces, ¿en qué están emprendiendo las mujeres? José Ernesto Amorós, coordinador para Chile del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), organización internacional que lleva a cabo el estudio de emprendimiento más grande a nivel global, revela que en el país “más del 50% de los emprendimientos de mujeres sigue siendo en rubros comerciales, con poco valor añadido, poco competitivos y muy volátiles. Es lo que denominamos ‘emprendimientos de estilo de vida’”.

Explica que en Chile “las mujeres que emprenden proyectos de mayor envergadura (alto impacto) se caracterizan por tener un amplio capital cultural –más allá del que entrega la educación formal– y, sobre todo, un mayor capital social que proporciona mejor acceso a redes. Mientras más mujeres cuenten con una base social, cultural y educativa, significa, por tanto, un cambio estructural de envergadura en línea con una mayor equidad y movilidad social.  Aún falta camino por recorrer en Chile”.

Por su parte, Katherine Noack, gerente de marketing y personas de Fundación Chile, indica que la “participación de la mujer en el emprendimiento ha mostrado un progreso paulatino, siendo mayor en aquellos relacionados al autoempleo y compatibles con el estilo de vida y otros roles que ellas desarrollan en su entorno familiar. En cuanto a las temáticas que más les interesan desarrollar, llevan la delantera los emprendimientos de foco social, donde naturalmente la mujer identifica oportunidades al ser más sensible a las necesidades de su entorno.

En este ámbito social, están también más presentes que los hombres, los cuales tienden a interesarse más en aquellos de mayor potencial de rentabilidad económica que social. No obstante, no hay que desconocer que una fracción importante de las emprendedoras proviene de sectores desfavorecidos, donde predominan emprendimientos entendidos como extensiones del trabajo doméstico, tales como la producción de alimentos o elaboración de artesanías, donde el principal foco es la generación de ingresos para la subsistencia. Por ende, vemos aún un gran espacio de...

lm1

 

 

Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.