Director Corfo Biobío: “Vamos a lograr descentralizarnos y tomar nuestras propias decisiones”

Director Corfo Biobío: “Vamos a lograr descentralizarnos y tomar nuestras propias decisiones”
La diversificación –o la falta de es un concepto que le preocupa de la economía regional y lo repite varias veces a lo largo de nuestra conversación. Con menos de un año a la cabeza de Corfo, el ingeniero civil químico ya cuenta un gran hito, haber logrado la independencia de la institución a nivel central.
V iene llegando de un viaje a China junto a otros personeros de gobierno y representantes de universidades de la región, dentro de los resultados que se obtuvieron, comenta en entrevista exclusiva Juan Mardones Alarcón, director Corfo Biobío que fueron a conocer la experiencia en lo relacionado a su capacidad de administrar ciudades. No existe ninguna mega ciudad o macro urbe que no tenga su propio centro de planificación, ellos planifican y revisan sus planes cada 2,4 o 5 años, de tal manera de revisar si lo que están haciendo es consistente con políticas de largo plazo, comenta.
 
Comenta que otro de los motivos de su viaje a China es generar lazos culturales. De hecho las universidades que nos acompañaron hicieron muchos tratos allá, para traer a profesores de intercambio y viceversa. China tiene un gran interés por la cultura latinoamericana, tienen centros de estudio para Latinoamérica en muchas de sus universidades y estás hablando de una provincia que tiene 120 universidades.
 
- ¿Le parece que la cultura del Biobío sea un área que pueda atraer inversionistas a la zona? ¿Cuál cree que puede ser la diferenciación de la región?
Una característica de los chinos es que venden su cultura, su negocio y para todo tienen un relato, una identidad propia. Eso es lo que nos falta acá, la capacidad de entender lo que tenemos y ponerle valor. Sucede con los mapuches y todo el potencial que tienen y como algunos han logrado explotar su cultura, asumir que su etnia genera una atención especial. Hace poco estuve en la región de la Araucanía, fui a comer a un restorán mapuche que no le vende su negocio a los chilenos, sino que a los europeos y los manda a buscar, incluso. El dueño empezó vendiendo comida a mapuches y turistas y estos últimos le aconsejaron fusionar sus recetas tradicionales con elementos de la cocina occidental y es así como te encuentras con recetas como mousse de harina tostada, piñones con miel.
 
Nosotros queremos traer estas experiencias que están en la Araucanía a la provincia de Arauco y por eso aprobamos el Programa Estratégico Regional del Turismo Comunitario en la provincia de Arauco, porque queremos poner en valor la cultura mapuche: bosques, bellezas naturales, lugares patrimoniales, historia. Creemos que si nosotros generamos esa condición lo turistas va a empezar a llegar. Es cierto, las encuestas hoy dicen que sólo el 32% de los chilenos está dispuesto a ir a la provincia de Arauco y un 52% no iría a la provincia de Arauco y de los empresarios un 60 % no estaría dispuesto a invertir en la provincia. Pero hay un porcentaje que si lo iba a hacer.
Creemos que el potencial está en la internacionalización de la provincia de Arauco. Hay entidades regionales que están jugándosela por la internacionalización de la región del Biobío.

- ¿Qué otras áreas considera que deben ser potenciadas y apoyadas en lo inmediato?
La lógica es focalizar, definir tres o cuatro sectores para desarrollar. Nosotros priorizamos el sector logístico, el del desarrollo de la industria maderera secundaria, el turismo de la provincia de Arauco, que nosotros llamamos turismo comunitario y las industria creativas. Focalizar todos los esfuerzos, el de las instituciones, los esfuerzos políticos y de los privados para hacer crecer estas industrias. Y no con el objetivo de reducir la matriz productiva regional, sino de potenciar estos sectores con los que vamos a partir, para después seguir avanzando. Al mismo tiempo, proponer sectores nuevos de potencial desarrollo, porque ya no podemos vivir en función de commodities.

Nuestro objetivo es diversificar al máximo nuestra matriz productiva y de 9 o 10 sectores de la economía pasemos a tener 30, como lo hace Finlandia, porque al diversificar tú disminuyes el riesgo. Es como decir, pongo mi platita acá en el banco, pero que pasa si al banco le va mal o el banco se quema?. Mejor distribuyo la plata en otros bancos, hago inversiones en la bolsa, de esa forma si me va mal en uno, en otro seguramente me va a ir bien. Pero si nosotros, tal como Chile que tenemos mucho puesto en el cobre, ¿qué va a suceder cuando las alternativas sintéticas del cobre aparezcan? El costo de productos análogos al cobre está disminuyendo sustancialmente y nos va a suceder lo mismo que sucedió con el salitre, nos vamos a quedar con un Codelco gigante y monstruoso convertido en una ciudad fantasma.
 
- ¿Cómo cree que se posiciona la región del Bío bio a nivel país?
Yo siento que no estamos nada bien. En el año 60 el aporte de la región al producto interno bruto nacional era de aproximadamente 14%, hoy es apenas de un 7% y vamos a la baja. Tenemos indicadores de productividad laboral como promedio más bajo que el resto del país, tenemos los índices de natalidad más bajos del país. Entonces no estamos haciendo nada bueno.
Los tratados de libre comercio nos hicieron súper bien desde el punto de vista macro, pero si lo analizas en detalle, a la región del Biobío le hizo súper mal. Desde el año 1985 pasamos de un 17% de importaciones de bienes y servicios a la región donde la diferencia de 83% la puso nuestra industria manufacturera a un 72 % de importaciones en 2008¿Qué es lo que le pasó a la industria? Empezaron a entrar productos donde la industria regional no pudo competir, la industria del calzado, la textil.

Si bien no tenemos la capacidad de competir con volumen, con cantidad, si tenemos la capacidad y la oportunidad de transformar esta debilidad en potencial de poder desarrollar una matriz productiva de mucho más calidad, de especializarnos en la calidad. Para llegar a calidad debemos innovar y ser creativos en crear procesos productivos, productos nuevos, en tener la posibilidad de generar adicionalmente un capital social innovador.
 
- ¿En cuanto a la inversión privada, siente que se ha hecho poco para mejorar estas falencias?
Se cae en este círculo vicioso negativo donde los privados dicen “de qué me sirve los centros de investigación si no me aportan nada”. Entonces no le voy a colocar un peso. Entonces que sucede, de ese 0, 35% del producto interno bruto que utiliza el país para invertir en I+D, el 70 % lo pone el Estado y el otro 30% el sector privado, mientras que en los países donde realmente están preocupados del tema, donde los recursos en I+D son del orden del 2,5% como promedio del PIB, el 70 % de los recursos proviene de la empresa privada, que ya tomó conciencia de que efectivamente es una inversión y el Estado cada vez está participando menos, manteniendo solo el 30% de los recursos.
 
- ¿No cree que sea una responsabilidad de ambos lograr esa sinergia, de las universidades al vender su trabajo a privados y los privados por otro lado, buscar soluciones en las universidades?
Creo que es un error que hemos cometido todos juntos, por una parte la universidad hace su trabajo, educar, formar profesionales, realizar investigación, mientras el Estado pide generar investigación y desarrollo y presentar papers. Pero mientras tanto seguimos sustentando nuestra economía regional en la explotación de recursos naturales. O sea una economía total y absolutamente rentista. Entonces el camino para lograr generar este proceso de transferencia de conocimiento a través de una interfase debe ser necesariamente a través del Estado, que de alguna manera debe lograr entregar los elementos para que la empresa se haga eficiente, para que la producción sea de mayor tecnología, para que no estemos produciendo solamente pulpa. La pulpa nos ha dado hartas cosas, ha sido el pilar y sustentado la economía regional durante muchos años y generado muchísimo empleo.

- ¿Cuál es el camino que tenemos que buscar?
Hacer que nuestros productos agreguen valor, especializarnos de manera inteligente con productos de mayor valor tecnológico, o sea, es la única forma de hacer la diferencia. Hoy si tú integras I+D aplicada efectivamente vas a lograr cosas. Otros países ya lo han hecho. Israel, por ejemplo, que invierte casi un 4% del PIB en I+D, a diferencia del 0,35% que invierte Chile. Ellos han logrado convertirse en líderes mundiales del riego tecnificado aun cuando tenían mucho en contra. Claro, existe esta idea de que si tú eres un país rico tienes recursos para invertir en innovación pero yo creo que es al contrario, invierto en I+D para hacer mi matriz productiva mucho más compleja, agregarle valor, agregar tecnología en mis procesos y lograr diferenciarme.
 
- Me habla de crear una economía más basada en el conocimiento e invertir en capital humano de calidad ¿De qué modo convertir a Concepción en una ciudad más innovadora en estos aspectos?
La provincia de Hubei tenía 85 millones de habitantes y 120 universidades. Allá nos decían “ustedes no nos interesan solo porque producen las frutas más ricas que hemos comido, nos llama la atención de que ustedes teniendo dos millones de habitantes dispongan de 20 universidades. Si saco el per capita ustedes tienen 6 o 7 veces más universidades que nosotros. Entonces son la única región de Chile y el único país en Latinoamérica en el que se reúne esa condición”

Creo que la clave está allí. Nuestros profesionales, nuestros técnicos son de alto nivel, pero no basta con formar el capital humano, es necesario retenerlo. Nosotros creemos que tenemos mucho pero éste se va a la minera, a Santiago a trabajar, porque no tiene expectativas. Tenemos la convicción del incentivo a que la cultura del conocimiento se desarrolle, y la construcción de una economía del conocimiento pasa por la lógica de especializarnos en la calidad, generar un valor adicional, desarrollar alta tecnología en la región. Eso nos va a dar sustento en el tiempo, eso nos va a hacer pasar de esta economía sustentada en los recursos naturales a la economía que pone en valor un capital humano, el conocimiento y el potencial que hoy existe.
 
- ¿Cómo ampliar los horizontes de ese capital humano que se escapa en busca de oportunidades?
Nosotros apoyamos fuertemente el desarrollo del Parque Científico Tecnológico en la Universidad de Concepción, que consta de 91 hectáreas de terreno donde se instalarán empresas, donde se va a hacer una inversión potente con el objetivo de crear un centro de desarrollo de negocios, un centro colaborativo de trabajo en el que desarrollará investigación y los emprendedores se puedan reunir.
¿Qué es lo que logramos generar con una iniciativa como ésta? un ecosistema de emprendimiento, donde todo el sistema se pone a disposición de los emprendedores e innovadores, donde pones recursos a través del Estado, donde la empresa privada genera espacios para que el emprendimiento y la innovación pueda ser pilotadas dentro de sus empresas, donde las universidades ponen a disposición su infraestructura y su conocimiento para que se produzca este fluir de una manera mucho más eficiente, menos costosa el conocimiento.
 
¿Cree que fue un error de este gobierno haber regionalizado Start Up Chile? ¿Está la región capacitada para recibir y proyectar emprendimiento de alto impacto?
Yo creo que la región debe darse una oportunidad. Precisamente porque somos consecuentes con la lógica descentralizadora de la Presidenta, se tomó la decisión de descentralizar la región del Biobío y las primeras señales las va a dar a través de Corfo, que va a dejar de depender de Corfo central y a conformar una propia estructura regional cuya gobernanza la va dirigir el Intendente. Vamos a tener capacidad para definir cuál es el camino que como región vamos a seguir, cuáles son los proyectos que queremos apoyar, cuántos recursos queremos colocar, qué instrumentos queremos que existan en la región para fomentar el emprendimiento, la innovación y la producción.
Por lo tanto, tengo una mirada que es mucho más optimista. De hecho, desde hace un mes y medio un start-up indio llegó a Concepción y se quedará por seis meses más. Está desarrollando un trabajo espectacular y que cree que su negocio, este proyecto de alto impacto, va a tener una capacidad de sobrevida enorme porque la región tiene un tremendo potencial.

Hemos avanzado en un proceso donde nosotros creemos que la instalación de los start up en la administración del presidente Pinera fue buena, nosotros queremos mejorar lo bueno y en este proceso mejoraremos la eficiencia y el impacto de los start up en donde quiera que estos se desarrollen. No es negativo, al contrario, va a potenciar el desarrollo regional y vamos a lograr lo que siempre anhelamos que es descentralizarnos y tomar nuestras propias decisiones.

- ¿Cuáles son los alcances que tiene la Agenda de Producción, Innovación y Crecimiento en la región del Bío bío?
En lo que respecta a Innova Biobío nosotros hablamos de recursos de alrededor de 4 mil millones de pesos para invertir única y exclusivamente en la región, de los cuales los recursos son puestos por el Gobierno Regional a través de los consejeros regionales y Corfo que cubre el otro 50% para financiar proyectos de innovación, pero no en la lógica disruptiva, de clase mundial, violenta que hasta hace un tiempo se intentó imponer. Es decir, si existía algo en otra parte del mundo, entonces ya no es innovación, no servía. Ahora funciona otro concepto.

Nosotros como Corfo históricamente tenemos una inversión basal de ocho mil quinientos millones de pesos por año, normalmente pasamos los 11 mil o 12 mil millones de pesos, invertidos en cada uno de estos programas. No tenemos los números precisos de 2015 pero la lógica de enfrentar la situación un poco compleja a nivel económico mundial, sin lugar a duda, nos va a otorgar más recursos para generar o desarrollar inversiones, apoyar emprendimientos, de tal manera de generar esta reactivación económica de una manera un poco más rápida.
La inversión del Estado va a ser fuerte y creemos que esto va a despertar la disposición y el ánimo de los empresarios privados, porque van a ver que el estado está invirtiendo, no solamente a través de Corfo, sino a través de la construcción de infraestructura.

Leer todos los Reportajes del Proyecto

 
 
 
Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.