Marcelo Guital:"Las incubadoras de negocios tienen que cambiar su modelo, yo las declaré muertas"

Marcelo Guital / Fotografía: Darío Vargas Marcelo Guital / Fotografía: Darío Vargas
Famoso por haberle vendido agua sin sodio a la Coca-Cola –como a él le gusta recordar el traspaso de su innovación, Benedictino, a la gigante mundial– Marcelo Guital Prieto es un enamorado del emprendimiento. CEO de Guital&Partners, empresa que crea y dirige marcas, se autodefine como un innovador empedernido y asegura que lanza al mercado un producto mensual, que no hay éxito sin transpirar y que lo más importante es que la gente trabaje contenta, porque así rinde el triple.
En su empresa, con cerca de cien personas, mezcla el ímpetu de la juventud con la sabiduría de los años, por eso, contrató a dos mayores de 70 años, "un MIT y el otro Stanford, ¡los mayores son geniales!", dice convencido.

Las incubadoras de negocios tienen que cambiar su modelo, yo las declaré muertas el año pasado. Lo que falta es alguien que lleve el producto al negocio"

Pronto a colocar una nueva cerveza en el mercado, además acaba de lanzar un aceite de oliva premium en Nueva York, afirma que Chile está falto de ideas, que los jóvenes quieren el éxito fácil y que el clima se ha enrarecido producto de los anuncios de reformas del nuevo Gobierno. Sin embargo, es optimista y sostiene que nuestro país "nunca va a volver atrás, aunque algunos prediquen el pánico, Chile es más inteligente que antes", afirma, añadiendo que esta tierra "nunca había tenido tantas oportunidades de emprender".
 
—Desde su experiencia, ¿cómo ve el emprendimiento en Chile en cuanto a lo que han realizado los gobiernos y los privados?
Hoy Chile está en el mejor momento de su historia para emprender. Ha demostrado al mundo tener las condiciones para transformarse en un polo de alto nivel de emprendimiento. El Gobierno del presidente Piñera optó por el año del emprendimiento y de la innovación que son las dos grandes fases para crear riqueza. Por lo demás, es la única forma de acortar la brecha entre la pobreza y la riqueza, dando oportunidades para que las personas vivan de sus propios sueños. El emprendimiento permite ganar varios sueldos mínimos y el tiempo lo maneja cada cual, es la libertad que da el emprendimiento. Ni Estados Unidos tiene tantas iniciativas para el mundo del emprendimiento. Todas las empresas cuentan con innovación, privadas y públicas como Corfo, Mipymes, Arriba Mipymes, el problema que tienen –aunque les duela, se los digo con cariño– es que cuesta que una incubadora y aceleradora lleven el producto al retail.
 
—¿Qué pasa con las incubadoras?
Tienen que cambiar su modelo. Muchos se enojan, pero yo las declaré muertas el año pasado porque el potencial de la incubadora es entregar información, y eso hoy está a dos clikes en Google. Lo que falta es alguien que lleve el producto al negocio.
Soy director de Mujeres Empresarias, consejero de la Asociación de Emprendedores de Chile, trabajo con la Sofofa, amigo íntimo de ProChile... y digo: "Muéstrenme un producto que yo pudiera comprarles la idea", no hablemos de un supermercado que es la madre de todas las batallas, pero ¡una idea! solo llegan hasta que las incuban... ¡algo pasa! y esa última milla es tan importante en el mundo de los negocios, es el gol del fútbol. Es lo que hace Guital&Partners, vemos una posibilidad en el mercado, la analizamos profundamente, diseñamos nuestros negocios, etiquetas y envases, y luego ubicamos a un gigante operador para que haga lo que nosotros queremos. Para eso, utilizamos todas sus capacidades, instalaciones, tecnología, expertise, knowhow y orquestamos con ellos. La invitación que le hago yo, por ejemplo, a un Subsole o a un Juan Valdés, es llevar su producto a la góndola... esas fases tienen admirados a los Estados Unidos.
 
—¿Cómo se detectan esas oportunidades?
Las condiciones de Chile hoy día son maravillosas, lo que pasa es que nuestros jóvenes no las están viendo porque son muy cómodos, el emprendimiento no nace en una oficina llena de "coca-colas" y buena música, la comodidad te achancha. Los jóvenes no quieren trabajar. Soy un empresario muy conectado con los jóvenes, voy a las universidades y hay tipos que me dicen: "Quiero US$100 mil para mi idea y quiero trabajar hasta las 5 de la tarde porque mi papá se mató trabajando". Bueno, el viejo se mató trabajando y gracias a eso él está donde está, pero si no se mata trabajando entre los 20 años, los 30 o los 40 años, a esa edad va a andar doblando alambres en una plaza, con todo el cariño que les tengo a los artesanos.

—¿Por qué ocurre eso?
Algo está pasando, alguien les está dando un mensaje equivocado. Yo estoy muy contento con el mundo del emprendimiento, es un estupendo momento para emprender. Pero la materia prima, los jugadores, están con sobrepeso, no quieren correr, no quieren trabajar. Es un gran problema.

—Usted mencionó el año del emprendimiento (2012) y de la innovación (2013) ¿Se vio reflejado en la realidad?
¡Absolutamente! En Chile se crea una empresa en un día, eso no se hace en ninguna parte del mundo...

—En concreto, ¿cuánto se avanzó en innovación?
Se crearon centros de innovación, uno en cada región; como nunca en la historia, las universidades se acercaron a los emprendedores. Yo no vengo de la academia, sin embargo, soy premiado por las universidades como el emprendedor del año. Es un reconocimiento ya que desde sus aulas no están saliendo emprendedores. He tenido conversaciones con los rectores de la Universidad de Chile, Universidad Católica, Adolfo Ibáñez y Universidad del Desarrollo, y vamos a crear un diplomado de emprendedores dictado por emprendedores, porque tú no le puedes enseñar algo a alguien si no lo has hecho. Yo vengo del rimbombante mundo del fracaso, cuando hablo con esta autoridad no es verborrea ¡es mi realidad! Desde esta tribuna, digo que Chile nunca había tenido tantas oportunidades de emprender.
Todas las empresas tienen centros de innovación, tú buscas cómo innovar, qué es ser emprendedor y hay mil sitios web que te ayudan. Y hace solo tres años no había nada.
 
—Centros de innovación en las empresas grandes...
¡No!, hay asociaciones de pymes, esta revista es un ejemplo. Innovación y Mercado no existiría si no estuviéramos con este movimiento de emprendimiento e innovación. Faltan empresas como la mía, casualmente única, que hagan que los productos lleguen a la realidad. Esa fase nos falta y estamos trabajando en eso, yo doy más de cien conferencias sobre emprendimiento en mi país y cien en el exterior.

—Sin embargo, en el ranking de Competitividad Global 2012-2013, realizado por el Foro Económico Mundial, en el ítem Innovación y Sofisticación, Chile retrocedió del lugar 42 al 45.
A todos estos ranking les falta aclarar algo: tú te pones a competir con los Estados Unidos que es capaz de mandar un cohete al mes al exterior y que tiene gente extremadamente más capaz que nosotros, contra eso estamos compitiendo, o sea, Chile en el corto plazo no va a ser Norteamérica ni Europa, ni nada de eso. El otro día estaba en Tailandia dando una conferencia y una traductora china dice: "Chile tiene bicentenario" y me preguntaban "¿Qué es eso?", 200 años.
 
No podían creer que este país tuviera 200 años porque la ciudad más joven de allá tiene ¡2.500 años! Entonces, es como querer comparar a nuestros deportistas con el premier league, no hay tantos más Sánchez en Chile, digamos como es: estamos en el lugar 42, donde están las potencias mundiales, no tenemos Harvard, ni Silicon Valley, ni Bill Gates, ni Steve Jobs y, así y todo, estamos arriba. Se nos olvida que antes no estábamos ni en el 45. Bajamos tres puntos, quizás con lo que está pasando vamos a bajar más...

—¿Que está pasando?
La Reforma Tributaria destruye el emprendimiento. No soy experto, sí he conversado con Bernardo Fontaine, quien creó "Reforma a la Reforma"; y con la gente de la Asech, que sostiene que hay que "hacer la reforma, pero no de esta forma"; leo a Eduardo Aninat, Alejandro Foxley, Andrés Velasco, y los tres dicen cosas distintas al Ministro Arenas, quien afirma que esto es fantástico para el emprendimiento; personas del mismo nivel de conocimiento técnico afirman cosas tan diferentes... ¡eso es la política! Sé que afecta al emprendimiento, a la pequeña y mediana empresa, que en vez guardar su FUT lo van a tener que tributar, pagarán y tendrán menos caja, también se van a tocar los incentivos a la inversión extranjera. Más allá de que sea bueno o malo, el clima se está enrareciendo.

Yo miro resultados, y los de Sebastián Piñera son brillantes, tuvo un equipo de lujo, gente con grandes capacidades, y veo a la presidenta Bachelet con una manera distinta de guiar al país. La sensación térmica es que algo malo se está aproximando, para bien o mal, esa es la sensación en mis empleados, en mis relaciones de negocios, hay susto; se deja de invertir, la señora deja de comprar o compra menos, no va de viaje, se "apanica" y friega la clase media porque va a haber menos ingresos. Los ricos van a ser hoy, mañana y siempre ricos, estando Bachelet, Piñera, MEO, el Gobierno que sea. Somos los del medio los que generamos, los que estamos empujando, somos los que más trabajo damos, por eso, es que queremos señales claras.

Bernardo Fontaine dice que esta reforma tiene problemas técnicos. Si una casa está mal hecha se va a caer la haga Piñera o Bachelet. La Presidenta es inteligente y confío en que va a hacer algo, pero que hoy se afecta el clima, sí, ¡ciento por ciento!

—Se enrarece el clima y afecta las decisiones de inversión...
Nunca había visto que se afectara por los mismos de la coalición: Foxley, Zaldívar, Velasco. Como soy optimista, digo que cuando todos ellos opinan así, la cosa se va a mejorar.

—¿Hay mala conducción política? Porque se está debatiendo sobre supuestos...
No hablo de política porque no sé. Te puedo hablar de cómo generar dinero. Soy un emprendedor que crea, da oportunidades, genera trabajo, empresa. Me muevo entre la izquierda y derecha, soy amigo de Jorge Pizarro y de Pablo Zalaquett, porque como emprendedor andamos en todos lados. Digo lo que escucho de la gente que sabe y se genera esto extraño, estoy confundido, pero no quiero hablar de política.
 
—Un tema muy vinculado al emprendimiento es la concentración económica y de los mercados. ¿Qué opinión tiene, afecta a los emprendedores, a la innovación?
No sé de política porque mi tiempo lo dedico a trabajar, no ando viendo estadísticas ni gráficos, yo soy de hacer cosas.
 
Es conocida la molestia de los emprendedores más pequeños, quienes sostienen que las políticas públicas se dictan pensando en los grandes. Por ejemplo, el acceso al crédito es mucho más complicado para un empresario chico y la TMC (Tasa Máxima Convencional) se rectificó, después de mucho debate, recién en el Gobierno último. Las reglas del juego no son iguales para las chicas que para las grandes.
La cancha nunca va a ser pareja. Disneylandia queda en Estados Unidos, no en Chile. No existe la cancha pareja ¡es una falacia! ¿Cómo va a ser pareja? Si el mundo no lo es, los seres humanos tampoco lo somos, hay gente más capaz que otra, eso de buscar la planicie... Den oportunidades, tiren la pelota adentro de la cancha y el que corre más y el que más se esfuerza es Sánchez, y el que no corre ¡no es nada! Las empresas no nacen grandes, se hacen grandes; y no crecen por el empresario, se hacen grandes porque la propuesta de valor que creó el empresario, nosotros, los consumidores, la preferimos.

Si alguien está en contra del supermercado, que no compre ahí. ¿Por qué compra? Por la comodidad y el precio relativamente justo. Un uniforme de colegio en los años 70 costaba 10 o 15 veces más de lo que ahora, pero el uniforme hoy no es problema para nadie, eso han hecho los empresarios. La gente habla y la concentración la generamos nosotros. (Horst) Paulmann en 20, 30 o 40 años dio una lucha constante de ganarle al negocio, gracias a Dios tenemos un operador chileno que compite con Wallmart de igual a igual. ¿Qué les pasa que miran mal a los empresarios, cuando son los que generan riqueza y gracias a ellos (por los impuestos) caminamos por las calles que tenemos? La gente habla de la brecha, ¡les falta tanta información! Si mañana crezco es porque di trabajo, Cencosud da 180 mil empleos. ¿Que se concentra? Bueno, para eso están los políticos, para ver cómo lo hacen para que se desconcentren, pero no destruyan al que produce, no vaya a ser cosa que molestemos a la gran empresa y se nos vayan a otro país. Perú los recibe con los brazos abiertos. Me hace tanto ruido, ¡qué ganan con eso!

—La queja viene de los mismos empresarios chicos...
Porque son flojos, porque quieren todo gratis. Anda a una reunión de empresarios chicos: no saben ni sumar, no saben qué es un flujo de caja. El sol sale para todos, a mí nunca me han ido a quitar la plata para que no crezca, ni un grande me ha cerrado la puerta. Benedictino le ganó a la Coca-Cola, yo no estuve llorando por el monopolio, hay un lloriqueo barato. Aquí nadie te va a dejar crecer gratis. Si mañana quieres extender Chile un metro, Argentina te va a invadir; lo mismo, en los negocios. La gente quiere todo gratis, pero si alguien trata de vender un producto que no le gusta a la gente, va a quebrar igual, aunque no pague impuestos, tenga buenas oficinas o un buen crédito bancario.

Si Benedictino no hubiera sido una propuesta de valor que entiende el mercado, porque es altamente diferenciada, de todos modos me iba a ir mal. El tema es enseñarle a la gente: inventa un producto que se diferencie, que el mercado lo entienda y le sirva –agua sin sodio, helado sin lactosa, fruta premiun, café premiun– todos mis productos son únicos, por eso me va bien.

—Entonces, se necesita un cambio de mentalidad.
Estoy dando esta entrevista para eso. Soy capaz de dar vuelta el argumento de cualquier político porque están equivocados, hablan del horno y del carbón, no de la receta del pan. Te desafío a que lances un concurso y que manden ideas innovadoras. He estado en las universidades y no recojo ninguna idea buena, la última se llamó Benedictino, no conozco otro producto nuevo en el supermercado. Tienen que crear un producto que la gente compre, no sacamos nada con poner el mejor estadio o el mejor pasto si los "cabros" no quieren ni correr. Chile está falto de ideas buenas.

—Si tuviéramos un mejor clima de inversión, igual habría menos innovación, comparado con países que crecen todos los días en este ámbito...
¡Otra vez! Comparémonos con países de la misma edad, no vamos a competir con China que tiene 4 mil años, más de 1.300 millones de personas. Somos 16 millones de habitantes no más, no somos ni una avenida de China, Chile es un país único en el planeta. A Chile lo respetan más en Estados Unidos o en Europa, porque a mí me invitan a las mejores universidades del mundo. Somos actores relevantes en América Latina. ¿Quién habla de que Chile no es competitivo?, ¿con qué afán? Chile es un país maravilloso, somos muy pocos para lo que hemos logrado, tenemos empresarios de clase mundial. Brasil tiene todo: gente, riqueza, hacen aviones, tienen una poderosa industria automotriz, pero no tienen más empresarios que nosotros. Somos emprendedores porque somos hijos del rigor, ¡si con suerte estamos en el planeta!

—Con ese entusiasmo y optimismo, ¿cómo visualiza los cuatro años de gobierno de Piñera? ¿No es contradictorio con la poca confianza que le tiene a los políticos?
No es contradictorio porque cada día que pasa los políticos van a tener menos relevancia. Confío en Chile, tienen que irse para la casa los políticos mayores, ya hicieron su pega, nos trajeron la democracia, hicieron un país boyante. Necesitamos más Kast, más MEO, más Tohá, más Orrego, que estén más conectados con la gente, hay que darle tiraje a la chimenea. ¡Chile no va a fregar nunca! Con el Gobierno que venga, eso es un fantasma, una tira cómica más. El problema es que hay un grado de ignorancia que me asusta, ese ignorante que opina...
lm1
 
 
Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.