Los problemas que está generando la escasez de capital humano en Chile

Ilustración: Ricardo Cuevas Ilustración: Ricardo Cuevas
Las ultimas cifras de ocupación laboral y desempleo, podrían ser auspiciosos para una economía como la chilena, en franco crecimiento y con miras a alcanzar el desarrollo en 2020. No obstante, esta alta tasa de ocupación laboral evidencia también un problema que día a día se acrecienta en nuestro país: la escasez de capital humano.
Industrias como la minería, agricultura, construcción y tecnologías de la información y comunicación (TIC´s) están dentro de las más afectadas, por ser las que llevan adelante la mayor cantidad de proyectos, con altas inversiones comprometidas, y por ende, demandan un número cada vez más elevado de profesionales y técnicos de nivel superior especializados.
"Una de las razones de este déficit es el gran portafolio de inversiones y proyectos futuros en estas industrias que exigirán mayor disponibilidad de capital humano", reafirma Rosa Osorio, académica de postgrado de la Universidad de Chile y socia directora de Conscientia Humana Consultores Asociados.
De acuerdo al estudio elaborado por Fundación Chile en 2011, "Fuerza laboral en la gran minería chilena. Diagnóstico y recomendaciones 2011-2020", en la próxima década esta industria necesitará casi 45 mil trabajadores adicionales, debido a un aumento de 23% en la producción nacional de cobre. El mismo informe señala que la inversión minera, considerando los proyectos declarados y en etapa de factibilidad, será superior a US$ 45 mil millones, cifra que podría crecer a US$ 70 mil millones, si se añaden los proyectos en etapas de prefactibilidad. En este escenario, habrá una mayor demanda de técnicos y profesionales de mantenimiento mecánico y eléctrico, operadores de equipos móviles y supervisores de primera línea en el área de operaciones.
Otro estudio, realizado por la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI), revela que existe un déficit anual de 6 mil profesionales y técnicos en el área, pues la demanda por este perfil se ha incrementado significativamente en la industria minera, financiera, de retail y construcción, entre otros.
"El área de la tecnología y digital ha crecido considerablemente y está a la cabeza de la demanda de profesionales, debido al aumento del uso de las tecnologías por parte de las empresas, la integración al mercado online y la necesidad de integrar profesionales que se manejen en el área y logren hacer ingresar a la empresa en este nuevo mercado", comenta Alejandro Espinosa, socio de Mercados de KPMG.
En el área de la construcción, en tanto, se estima que se necesitarán 200 mil trabajadores el próximo año solo para cubrir las demandas de megaproyectos civiles, energéticos y mineros. Finalmente, en materia agrícola, el principal problema se relaciona con el éxodo de capital humano desde los campos a la ciudad, lo que está dejando a esta industria sin mano de obra calificada, sin capacidad de retenerla y con nulas posibilidades de competir con sectores como la minería, que ofrece salarios extremadamente superiores.
EXIGENCIAS
Mariela Ardizzone, directora de Selección y Calidad de Adecco, sostiene que la escasez de recursos humanos también se debe a que las empresas están solicitando otras competencias técnicas, certificaciones, cursos o conocimientos que no todos los profesionales del área tienen.
"Hay una gran cantidad de profesionales que no se han especializado en ciertas herramientas específicas y que hoy muchas empresas buscan como excluyentes. En algunos casos, no están actualizados porque esta formación implica incurrir en costos extras", dice.
Por otro lado, Osorio, de la Universidad de Chile, agrega que las compañías siguen demandando mayor cantidad de jóvenes, mientras la tendencia demográfica muestra un envejecimiento progresivo de la población. "Hay una menor apertura a realizar contrataciones de profesionales y técnicos mayores por los paradigmas imperantes, algunos de ellos basados en prejuicios", sostiene la experta.
Si a esto se suma el hecho de que para algunos jóvenes profesionales y técnicos resulta atractivo y relativamente fácil continuar sus estudios en el extranjero, lo que genera una fuga de talentos, y de que muchos de ellos tienen como primera opción de trabajo la realización de emprendimientos personales, aprovechando la situación de ser aún dependientes de sus familias de origen, el panorama de complica.
EFECTOS EN LA ECONOMÍA
"El déficit de capital humano en las compañías evidentemente repercute en la economía nacional, ya que una empresa que sufre escasez de mano de obra calificada necesita retener a sus talentos a cualquier precio, lo que genera burbujas salariales y, por ende, alzas en los costos de producción y pérdida de la competitividad país", asegura Beatriz Fernández, senior consultant de Randstad.
La falta de profesionales y técnicos calificados también puede influir directamente en la productividad de las empresas, asevera Espinosa, de KPMG.
"Esto se da porque no existe la suficiente cantidad de profesionales que permitan que la industria trabaje al 100 %, lo cual genera un problema en los procesos de producción, donde la velocidad es menor, afectando al producto final y, por lo tanto, ocasionando una baja salida al mercado del producto ofrecido", explica.
En este contexto, Andreas Wiechert, socio consultor de Equation Partners, comenta que revertir esta carencia es vital no solo para las compañías, sino también para los gobiernos por cuanto pueden afectar negativamente el crecimiento económico.
"Sin las competencias correctas, las personas permanecen al margen de la sociedad, el progreso tecnológico no se traduce en crecimiento económico y los países no pueden competir en un mundo globalizado", asegura el especialista.
LAS SOLUCIONES
Para Fernández, de Randstad, fomentar la capacitación profesional y formación continua de los trabajadores que Chile necesitará en los próximos años es, quizá, la mejor alternativa de solución a este problema. "De ahí el interés permanente de todos los actores sociales y económicos por colaborar con programas educacionales que permitan contar con profesionales calificados en todas las áreas", señala.
A juicio de Osorio, de la Universidad de Chile, se debe procurar la alineación entre los requerimientos del mercado y la oferta laboral, tanto en términos cuantitativos como cualitativos, "sistematizando y difundiendo información, estándares y herramientas que permitan adecuar la formación de técnicos y profesionales a los requerimientos que tendrá, por ejemplo, la gran minería, considerando tanto la cantidad como las competencias que se requerirán", dice.
El trabajo conjunto entre compañías e instituciones educativas permitiría disminuir la brecha que existe entre lo que el mercado laboral requiere y las competencias con las que los profesionales están egresando de universidades y centros de formación técnica.
Una de las opciones en este ámbito, dice Espinosa, de KPMG, es que las empresas "generen convenios con centros educacionales profesionales y técnicos, ofreciendo becas y luego contratando a los egresados".
Para revertir la escasez de capital humano, también es factible la contratación de jóvenes técnicos y profesionales que aún no han terminado sus estudios formales, para así capacitarlos, y que las empresas pongan el foco en...  
Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.