Oxígeno para la economía chilena

Ilustración: Cristián Garrido Ilustración: Cristián Garrido

Paciente: Economía chilena. Síntomas: Caídas pronunciadas del consumo y la inversión. Diagnóstico: Desaceleración. Causas: Externas e internas. Medicina: Presupuesto expansivo para el 2015 y medidas para agilizar proyectos privados por US$6.000 millones. Sí, tal como un enfermo, con todos los achaques, se encuentra nuestra alicaída economía nacional que necesita de un gran ´tubo´ de aire para recuperarse y mejorar de este mal que la ha tenido afectada durante todo este ejercicio.

Las estimaciones para el cierre de este año tampoco son muy alentadoras. El Banco Central (BC) -en su último Informe de Política Monetaria (IPoM)- redujo la proyección de crecimiento de este ejercicio, a un rango entre 1,75% y 2,25%. Seguramente muchos se preguntan qué ocurrió y, más aún, cuando el país crecía por sobre el 5%, generando nuevos empleos y siendo un modelo para muchos países de la región. Lo cierto es que las economías siempre están expuestas a ciclos y hoy nos toca pasar por uno de ellos.
 
ORÍGENES Y CONSECUENCIAS
Gustavo González y Matías Covarrubias, académicos del Instituto de Economía de la Universidad Católica, sostienen que el enfriamiento de la economía se ha manifestado por las pronunciadas caídas del consumo y de la inversión. De hecho, en el segundo trimestre de este año, explican que la demanda interna cayó un 0,9% anual. De este modo, se ha hecho más aguda en aquellos componentes que tienen un carácter más persistente, como por ejemplo, el consumo habitual y la inversión en construcción y obras. También hacen hincapié en que el menor gasto ha incidido en importaciones más bajas, lo cual ha causado un fuerte ajuste de la cuenta corriente.

Ahora bien, en relación a las condiciones del mercado laboral, postulan que ha habido un "progresivo deterioro", dado que se han visto alzas en la tasa de desempleo. No obstante, indican que aún se mantienen en niveles bajos y no se han exhibido caídas en los salarios reales. "Los datos indican que cada vez se hace más difícil encontrar empleo, la fracción de los empleados totales que trabaja con contrato se ha estancado desde hace algunos meses. Han aumentado las solicitudes de pago del seguro de cesantía, y la disponibilidad de vacantes ha caído", apuntan. La baja en la demanda interna y la depreciación del peso en relación al dólar, agregan, ha llevado a una depreciación del tipo de cambio real.
Así, los sectores más afectados –dicen- han sido aquellos que basan su vitalidad en lo pujante que sea la demanda interna. Entre ellos, el comercio que ha sido un damnificado particularmente importante; la industria, que importa los bienes de capital que usa en su producción -los cuales se han visto encarecidos por el alza en el precio del dólar- y que ha enfrentado una menor demanda de parte del mercado; y por último, el sector servicios, el cual depende de la evolución de la actividad interna en su desempeño.

Para ambos economistas, este era un fenómeno esperable. Todavía más, después de crecer por cuatro años por sobre el potencial de la economía. Esta mayor expansión, explican, se debió a las favorables condiciones externas de crédito prevalecientes en ese período y al súper ciclo de las materias primas. No obstante, dan cuentan que hoy la situación es distinta, pues el precio del cobre, nuestro principal commodity, ha exhibido un evidente descenso en sus niveles, lo que necesariamente impacta sobre la actividad. Por el lado del mercado doméstico, delinean que existían fuertes presiones sobre la capacidad instalada de la economía por la alta demanda interna, lo que en algún momento debía verse reflejadas en una ralentización de la actividad.

Coincide en algunos aspectos, José Miguel Simian, subdirector del ESE Business School de la Universidad de los Andes, quien agrega que las reformas anunciadas y otras implementadas por la actual administración -como la reforma tributaria- han creado un ambiente de incertidumbre que probablemente está afectando la inversión y el consumo. Así, precisa que los efectos más importantes de este enfriamiento se dan en el mercado laboral: "Los salarios reales no están creciendo y se están creando pocos nuevos empleos. La desaceleración en el crecimiento de la masa salarial ha afectado también el consumo en los últimos meses que ha mostrado mucho menos dinamismo. Todas las industrias se han visto afectadas de una u otra manera".

El sector más perjudicado, para Simian, sería el de bienes durables. Entre ellos, el de los autos que han visto una caída importante de sus ventas respecto del año pasado. No obstante, advierte que todos los sectores han enfrentado un periodo de menos demanda.
Por su parte, Cecilia Cifuentes, economista Senior de LyD, la desaceleración del crecimiento genera bastantes efectos que son sentidos por todos. Entre ellos, menores ingresos para las empresas, menos oportunidades de trabajo, aumento del desempleo, mayor incertidumbre sobre el futuro, menores reajustes de salarios, entre otros. Ahora bien, para Cifuentes, este enfriamiento partió por un fuerte ajuste de la inversión, que afectó especialmente a la minería y a la construcción. También se está viendo afectado el comercio y los rubros de servicios, aunque en forma menos dramática. "Hoy cuesta más encontrar un empleo en comparación con la situación de un año atrás", admite.

PRESUPUESTO EXPANSIVO: ¿SOLUCIONA EL PROBLEMA?
Con la idea de dar un impulso a la reactivación económica, el Ejecutivo puso en trámite parlamentario el erario público del 2015 que crecerá 9,8% -en comparación al que está en curso- siendo el más expansivo desde 2009. El Presupuesto presentado aumenta el gasto público para ayudar a la economía. De esta forma, propone un aumento en la inversión pública -tanto en inversión directa como en transferencias de capital- en un 27,5% respecto del erario anterior. En concreto, el Estado invertirá en obras como la conectividad de la Ruta 7 Austral, el proyecto del puente sobre el Canal de Chacao, los planes de desarrollo y conectividad para la isla de Chiloé, entre otras, con lo cual se estiman crear 139 mil empleos.

En el plano político, el diputado (DC) Fuad Chahín, presidente de la comisión de Economía de la Cámara Baja, concuerda con esta decisión, pues –admite- que al dar un mayor estímulo a la inversión, se crearán nuevos empleo, por ende, se reactiva el consumo y, al revitalizar el consumo, se reactiva la economía. "El Presupuesto tiene un efecto importante. No obstante, no es suficiente para enfrentar la situación de la desaceleración. Pero, junto con la rebaja de la tasa de interés del Banco Central y el tipo de cambio que está favoreciendo a la actividad exportadora, creo que vamos a tener un 2015 mucho mejor que el 2014".

Por su parte, el senador (RN), José García Ruminot, miembro de la comisión de Hacienda de la Cámara Alta, rechaza esta decisión y subraya que el presupuesto expansivo no es la solución a la desaceleración económica. "Cuando hemos tenido una reforma tributaria, tan profunda en términos de estructura del sistema impositivo. Y, tan ambiciosa desde el punto de vista de la recaudación, lo que debemos hacer para vigorizar a la economía, es darle mayores espacios al sector privado. Cuando hablamos de un presupuesto fiscal más expansivo, en realidad, estamos hablando de un mayor déficit fiscal. Para financiar ese déficit fiscal, se recurre a un mayor endeudamiento y ese endeudamiento compite con las necesidades de financiamiento que tiene el sector privado. Esto, incluso, puede alcanzar un alza en las tasas de interés y puede llevarnos a una mayor inflación", advierte. Agrega que más que poner sus fichas en un presupuesto expansivo, lo que se debe hacer es invertir y generar empleos donde está la capacidad de producir más, es decir, en el sector privado.

Para Cifuentes esto genera una señal preocupante en términos de la sostenibilidad fiscal futura. Mientras que González y Covarrubias estiman que una política fiscal contra-cíclica es algo deseable si se quiere suavizar el ciclo económico. Sin embargo, advierten que se debe cuestionar si el escenario es lo suficientemente magro como para justificar la expansión del gasto que se está considerando. "El Banco Central ya recortó dos veces la Tasa de Política Monetaria, por lo que debiéramos también esperar efectos expansivos por este lado para los próximos años.
 
Si el monto de expansión fiscal no es el adecuado se puede correr el riesgo de sobrecalentar la economía, tener tasas de inflación por sobre las deseadas y sobre-apreciar el tipo de cambio real, perjudicando al sector exportador". Simian, por su parte, argumenta que el aumento del gasto fiscal le dará un impulso a la economía. No obstante, enfatiza que al gobierno no le resultará fácil ejecutar ese presupuesto, especialmente las grandes inversiones, pues en infraestructura se requieren tiempos largos de desarrollo.

GUIÑO A LOS EMPRESARIOS
No solo un presupuesto expansivo es lo que propone el Ejecutivo para zafar de dicha situación, también lo hace con medidas para destrabar proyectos por unos US$6.000 millones equivalentes a poco más de 2 puntos del PIB, y que se desarrollarán en seis regiones del país. Una medida sorpresiva, y que aparece como la propuesta más atractiva del Ejecutivo para retomar el crecimiento del país. En concreto, los proyectos corresponden principalmente a iniciativas de los sectores de generación y transmisión eléctrica, así como de minería.
 
Estos fueron seleccionados en base a cuatro requisitos. El primero de ellos es que tengan Resolución de Calificación Ambiental; que no tengan causas judiciales pendientes; que se puedan comenzar a desarrollar en el año 2015 y, por último, que tengan trámites pendientes en algún organismo público o central ya sea para su ejecución o su entrada en funcionamiento. Del mismo modo, se establecerá una secretaría técnica que dependerá de los Ministerios de Hacienda y Economía que desarrollará un cronograma de actividades para los próximos 6 meses y que realizará mensualmente un control de gestión de los proyectos y presentará cada 60 días un informe a la Presidenta Bachelet.

RESPIRO PARA LA ECONOMÍA
González y Covarrubias dicen que para dar un mayor impulso a la economía se requiere de una agenda de políticas que disminuyan las ineficiencias existentes tanto en la administración pública como en los mercados laborales, de productos y de insumos, que permitan dar un salto en productividad. Cifuentes, por su parte, hace hincapié en que lo más importante es recobrar la confianza y mejorar las expectativas: "Es necesario recuperar un discurso más proclive a la actividad privada y despejar las incertidumbres asociadas al proceso de reformas estructurales del gobierno.
 
Sin embargo, parece poco probable que esto ocurra, y lo que se observa actualmente es una clara contradicción entre los dichos y los hechos. Mientras se habla de asociación público privada, se mantiene una activa agenda de reformas anti-lucro, a lo que se suman modificaciones institucionales que apuntan a un mayor rol del Estado, a costa del sector privado. En simple, se le dice al empresario que produzca, pero que si empieza a tener altas utilidades, pasará a la categoría de sospechoso de ´abuso´", reconoce.

UN 2015 MÁS ALIVIADO
Las noticias que llegan para el próximo año -hasta ahora- nos permiten dar un respiro, pues el Banco Central estima un crecimiento del PIB de entre 3,0 y 4,0% anual. La moderada recuperación prevista para el 2015, menciona en su último IPoM el BC, se sustenta por un dinamismo acotado de la economía, un mayor impulso monetario y en menores tasas de mercado. A ello le suman, un mayor impulso fiscal, un mayor impulso producto del crecimiento de los socios comerciales y de la depreciación real del peso, como también de una mejora de las expectativas privadas. Además, se considera una inversión algo mayor en construcción y obras de ingeniería.

Para Simian, en tanto, lo debería ser en torno al 3,0% (2,5 y 3,5%). "El crecimiento será con un sesgo más bien a la baja, debido en primer lugar la persistente incertidumbre regulatoria interna. Y, en segundo lugar, la creciente debilidad externa. Chile es un país muy abierto e integrado a la economía mundial, la cual ha mostrado preocupantes signos de debilidad en las últimas semanas. De frenarse más la actividad económica global, Chile verá debilitado sus mercados de exportación".

Mientras que González y Covarrubias postulan que, no habiendo perturbaciones mayores en los mercados internacionales, se espera un crecimiento mejor que el actual para la economía chilena. Aunque, advierten, no del todo mejor. En el plano externo, explican que China seguirá con tasas de crecimiento más bajas que las que ha mostrado durante la última década y probablemente la FED seguirá con una política monetaria ligeramente contractiva.
 
La economía estadounidense, dicen, mostrará una mayor actividad, lo que debiera impulsar la demanda de este importante socio comercial por las exportaciones chilenas. Esto, argumentan, también debiera tender a detener la caída del precio del cobre, el cual se ubicará en niveles más bajos que los del último cuatrienio. De igual modo, indican que la depreciación del tipo de cambio nominal y real ayudará también a impulsar el sector exportador y a mejorar la cuenta corriente de la economía.
En el frente interno, en tanto, detallan que el consumo y la inversión debieran dejar de caer. De este modo, se pondrá freno sobre el deterioro del mercado laboral. "Las causas esenciales son el efecto de las políticas expansivas promovidas tanto desde el gobierno como desde el Banco Central, que redundan en un mayor gasto público, en menores tasas de interés de los créditos de consumo e inversión en el mercado y en mayores ingresos laborales. Estos mayores ingresos laborales debieran contribuir a mejorar las expectativas de los agentes de la economía, lo que debiera contribuir aún más a mejorar el panorama respecto al año corriente. Por último, la inflación debiera exhibir un comportamiento más en línea con el rango meta establecido por el Banco Central debido a las menores presiones derivadas de la depreciación cambiaria y a las brechas de capacidad que se generaron este año".

¿Cómo viven los sectores el enfriamiento de la economía?
CNC
El comercio se ha visto profundamente afectado por la desaceleración, asevera Bernardita Silva, gerente de estudios de la CNC. En el detalle, de acuerdo al informe mensual de ventas del comercio minorista en la RM -medida en locales equivalentes- en septiembre se registró una contracción de 6,6%, la cifra más baja desde diciembre de 2008 y marcando una caída de 3,2% en el tercer trimestre. En efecto, apunta que observan la misma tendencia que las cifras del INE donde RM baja 7,9% con respecto al mes pasado y el índice de la CNC cae 8,5% respecto a agosto. Silva esgrime que el consumo se ha visto fuertemente afectado –inclusive- más que otros sectores. Para la profesional las medidas que se están implementando han logrado dar un alivio al sector. Sin embargo, lo más importante en este momento –comenta- es recuperar las confianzas y eliminar las incertidumbres para reactivar la demanda interna y la inversión.
 
"Las expectativas están muy alicaídas y en eso se debe trabajar con urgencia para lograr reactivar la marcha de la economía nacional y recuperar el dinamismo en niveles de inversión, el empleo e incrementar la productividad. Reformas, como por ejemplo, laborales, fortalecimiento del Sernac, al código de aguas, energía, entre otras, son todas iniciativas que están afectando las expectativas, la inversión y la productividad. En definitiva, el gobierno debe hacerse cargo de esto", precisa.
 
SONAMI
El gerente de estudios de la Sonami, Álvaro Merino, cuenta que a fines de 2012 había una carpeta de inversión para los próximos diez años de US$110.000 millones. Sin embargo, precisa, US$50.000 millones están vigentes y US$60.000 en proceso de revisión o han postergado la fecha de puesta en marcha por diversos motivos. "Si hablamos de reactivar la economía, es importante considerar el efecto multiplicador de la inversión minera y el impacto que tiene en el empleo. Por ejemplo, por cada US$100 que se invierten en...
 
 
Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.