La Arquitectura Sustentable en Chile

La Arquitectura Sustentable en Chile
En Chile, y como señalan los expertos, falta mucho camino por recorrer, en un área que, a pesar de su reciente desarrollo, ya comienza a ver en el sector público y privado nuevas empresas que gestionan proyectos sustentables, asociados directamente a mejorar la eficiencia energética de las viviendas y a ser más amigables con el ecosistema.

Partió como una preocupación medioambiental —ya hace varias décadas— en países como Alemania y Austria. Entonces, el objetivo principal era hacer un mejor aprovechamiento de las energías renovables en la construcción de viviendas. Años más tarde, y en pleno siglo XXI, la arquitectura sustentable sigue estando ligada a la vanguardia y al desarrollo de nuevas tecnologías, además de presentarse como una de las tantas soluciones para mitigar los efectos del cambio climático, y cuya responsabilidad recae con un 95 % de certeza en el accionar humano, según un informe emitido el 2013 por la ONU .
Las innumerables consecuencias que trae consigo el cambio climático han generado que especialistas de todo el mundo comiencen a preocuparse de tan crítica situación y de la importancia de conceptos como la eficiencia energética y la sustentabilidad.
Parece importante preguntarse cómo hacer de este mundo, pese a su irreversible diagnóstico, un lugar más sustentable, donde los recursos se aprovechen al máximo, sin intervenir demasiado. En el caso de la construcción de viviendas, el medio ambiente puede verse afectado o beneficiado fuertemente a través de una arquitectura que avanza conforme a las vanguardias e inventos tecnológicos. Surge, entonces, una preocupación de aunar arquitectura con medio ambiente y sustentabilidad, y cuya aparición a nivel mundial no es tan reciente (quizá en nuestro país lo es), pero ya algunas civilizaciones milenarias, como por ejemplo los egipcios, se preocupaban de construir sus viviendas y obras estatuarias teniendo en cuenta el buen aprovechamiento de recursos naturales como el agua y el sol, tan primordiales para la supervivencia. 
ECOARQUITECTURA EN CHILE 
En Chile, la arquitectura sustentable es un tema que se discute y gestiona en el rubro del diseño y la construcción. De hecho, con habitualidad se analiza en conferencias, programas universitarios y otras instancias. Un punto fundamental para que estas innovaciones tengan una buena implementación y desarrollo es el nivel de conciencia ecológica que tiene un país. En materia de conciencia ecológica, hay naciones que superan ampliamente a Chile; por ejemplo, Alemania lidera en tecnologías y energías renovables. De hecho, la reconversión energética ha sido una de las propuestas estratégicas del gobierno que busca que la nación, a mediados de siglo, funcione con energías limpias en un 80 %. 
Marcelo Huenchuñir Bustos, arquitecto y docente en la Universidad de Chile, es director de Arquiambiente, una empresa dedicada a las asesorías técnicas en acondicionamiento ambiental y eficiencia energética. Como conocedor de estos temas y con una vasta experiencia en la planificación y ejecución de proyectos de arquitectura sustentable, él cree que Chile ha avanzado y a nivel latinoamericano ocupa un buen sitial: "Ahora veo que en Chile, este ambiente ecológico está entrando por todas partes y diría que a una velocidad exponencial en los últimos cinco años. Esto se refleja en la importancia que ha adquirido la eficiencia energética y la protección al medioambiente". 
Pero, pese a que ha habido avances en materia de sustentabilidad arquitectónica, sobre todo en el área profesional y académica, hay ciertas carencias que el arquitecto y doctor en ingeniería de la Universidad de Hannover (Alemania) no puede dejar de advertir. Por ejemplo, el problema de la transferencia tecnológica entre el mundo teórico y práctico, y que a nivel mundial, solo un 10 % de todas aquellas tecnologías que se desarrollan logran materializarse como bienes y servicios. Esto incide considerablemente en los avances del sector y en la concreción de proyectos arquitectónicos sustentables, ya que cuando se trata de construcción de viviendas amigables con el medio ambiente se requiere de tecnologías innovadoras que permitan un mejor aprovechamiento de los recursos. 
Para Heloisa Schneider, experta en sustentabilidad y cambio climático, en Chile hay que recorrer un buen trecho para que los ciudadanos conozcan en profundidad acerca de estos temas, particularmente si de arquitectura sustentable se trata. Solo con un buen conocimiento se podrán tomar acertadas decisiones en torno al tipo de viviendas que las familias buscan habitar. Señala que es importante contar con buenos planos reguladores, que normen el diseño y construcción de edificios y/o viviendas sustentables en la ciudad en función de sus entornos. Un ejemplo de aquello es lo que sucede en Alemania, país que ha optado por levantar edificios y viviendas sustentables sin alterar los ecosistemas que le rodean (especialmente lagunas y lagos). Respecto a esta situación y cómo Chile podría copiar el modelo, explica: "Con un buen plan regulador la gente sabrá cómo valorar cosas como la luz del sol o la cercanía de la naturaleza, pero entendiendo qué significa, porque seguramente en Berlín vivir cerca de un lago y no contaminarlo, por ejemplo, exigió una serie de medidas que contempló la activa participación de la ciudadanía para su operación".
 En temas de regulación, es justamente el Gobierno el que debe sacar la voz y si bien a través de su Ministerio de Medio Ambiente señala que ha habido un aumento de construcciones sustentables, tanto en viviendas como edificios corporativos, aún es un tema en ciernes que requiere de mayor planificación. Eso sí, y como advierte la ministra de dicha cartera, María Ignacia Benítez, también la educación es fundamental al momento de implementar proyectos de arquitectura verde en la urbe: "Es clave para concientizar a la ciudadanía sobre lo importante que es dar vida a proyectos inmobiliarios y construcciones más amigables con el medio ambiente y hacer de nuestras propias casas lugares más amables con nuestro entorno". 
Pese a que los instrumentos de planificación juegan un rol importante en el diseño de la ciudad, a juicio del arquitecto Marcelo Huenchuñir, estos no necesariamente obedecen a aspectos ambientales, sino son más bien funcionales y se relacionan con condiciones locales para la urbanización y edificación. "Por ejemplo, el distanciamiento de los edificios y los medianeros no garantiza necesariamente mi derecho al sol.
En definitiva, dado el poder que tiene sobre la planificación urbana, el plan regulador debiese ser el instrumento mediante el cual se puedan también exigir aspectos ambientales", dice. 
OBRAS MADE IN CHILE 
Debido a la crisis energética —Chile debe aumentar en ocho años un 47 % su capacidad energética, para ir acorde al consumo— varias empresas, privadas y públicas, han apostado por incorporar el concepto de arquitectura sustentable a sus proyectos con el fin de minimizar el excesivo consumo eléctrico. Por eso, algunas viviendas ya cuentan en sus equipamientos con paneles solares, aireadores de aire en baños y cocinas, entre otros.
Una de las empresas que apuesta por la sustentabilidad en sus proyectos es Arquiambiente, con 15 años de experiencia en el mercado chileno. Se especializa en asesorías de eficiencia energética, certificación de edificios LEED de US Green Building Council, certificación Passivhaus del Passivhaus Institut, de Alemania, calificación energética de vivienda del Minvu y proyectos de arquitectura sustentable. Cuando se trata, justamente, de estos últimos, la empresa por lo general trabaja con el estándar alemán Passivhaus, que permite alcanzar mayores ahorros energéticos. De sus obras, destaca la sucursal del Banco BCI en Vitacura, el cual cuenta con certificado LEED Gold y también Passivhaus, siendo el primer caso en Latinoamérica con esa categoría. Este edificio fue seleccionado en 2011 para ser presentado en la decimoquinta Conferencia Internacional Passivhaus en Austria y en la tercera Conferencia Española Passivhaus como caso latinoamericano.
Actualmente, la empresa cuenta con un proyecto de construcción de la denominada "vivienda passivhaus". El proyecto está dirigido a un tipo de familia muy ecológica que sienta gusto por la naturaleza y donde destaquen las energías renovables, permitiendo que la vivienda sea autónoma y no dependa de la red local, a través del uso de colectores solares para agua caliente sanitaria y de módulos fotovoltaicos para electricidad. "Desarrollamos una vivienda que posee una demanda de calefacción de 13 kWh/m2año, espectacularmente baja. Para hacerse una mejor idea de la eficiencia, la podemos comparar con una vivienda tradicional en la misma zona que puede alcanzar fácilmente una demanda de energía en calefacción de 150 kWh/m2año, es decir, 10 veces más", explica Huenchuñir, dueño de Arquiambiente.
Grupo Inmobiliaria Ralei es una empresa matriz del rubro de la construcción que cuenta con proyectos arquitectónicos sustentables. Como explica Andrés Ergas, gerente comercial del consorcio, el concepto efficient es el que destaca en sus obras y tiene que ver con el uso racional de los recursos energéticos, la innovación, conectividad y la vida sana.
"La inmobiliaria en sus proyectos ha incorporado paneles solares, luminarias eficientes, ascensores de generación energética, sistemas de calefacción inteligente, sistema de riego eficientes y termos de agua caliente. En cuanto a la eficiencia en el uso del agua, se han incorporado aireadores en grifería, dual flush en baños y jardines de bajo costo de mantención", detalla Ergas.
Ralei cuenta con cinco proyectos que incorporan el concepto efficient. Se trata de ÑuñoaMigo, emplazado en el tradicional barrio de Plaza Egaña; Ñuñoa Metroparque, proyecto que contará con un parque interior de aproximadamente 3.000 metros cuadrados; Independencia Park, ubicado en la comuna de Independencia; Apoquindo Downtown, ubicado en un sector estratégico de Apoquindo, entre Vespucio y Manquehue, y Edificio Pocuro Inés de Suárez, en la esquina de Pocuro y Regimiento Cazadores, frente al Parque de los Estanques, muy cercano a futura estación de metro Inés de Suarez.
En el sector público, también destaca el proyecto desarrollado por el Ministerio del Medio Ambiente en 2012 llamado "Barrios Verdes", iniciativa que partió como programa piloto en barrios de las comunas de Buin y La Pintana. "En este caso, el municipio, como gestor técnico, trabajó en la comunidad a través de las juntas de vecinos y organizaciones comunitarias de carácter territorial, desarrollando talleres técnicos y prácticos, enfocados en el uso eficiente del agua y la energía, calidad del aire y manejo responsable de residuos, que puede aplicar cada persona en su casa", explica la ministra Benítez. A los cerca de 300 beneficiados con el programa se les entregaron diferentes materiales, entre los que destaca un kit eficiente que incluye ampolletas de ahorro energético, aireadores para el ahorro de agua y sellos para el ahorro de energía en puertas y ventanas, con el fin de hacer más sustentables sus hogares.
UN LARGO CAMINO
El mundo privado y el capital humano especializado en esta área serán de suma importancia para seguir desarrollando el concepto de arquitectura verde en Chile. Es importante tener en cuenta, algunos alcances que hacen pensar que Chile todavía está atrasado en materias de sustentabilidad a nivel de construcción.
Y es que se requiere de un cambio de paradigma profundo. En palabras de la ministra de Medio Ambiente, para poder construir viviendas de un modo sustentable "se deben tomar decisiones diferentes a las que se han tomado a lo largo del tiempo y deben participar todos los actores, incluido de manera activa el propio Estado", sostiene Benítez.
Para Heloisa Schneider, el tema de a poco va tomando fuerza, como explica: "Cada vez hay más edificios con certificación LEEDS, y a nivel de Estado, por ejemplo, recientemente, fue lanzado un nuevo Sistema de Calificación Energética de Viviendas (SCEV), como un instrumento de uso voluntario, diseñado por los ministerios de Vivienda y Urbanismo y de Energía, para evaluar la eficiencia energética de casas y departamentos edificados con posterioridad a enero de 2007".
Sin embargo, y a pesar de haber avances, la experta insiste en la necesidad de contar con mejores instrumentos de planificación que permitan hacer un buen uso de los recursos, reduciendo gastos y previniendo riesgos. También destaca algunas medidas con las que debieran contar las empresas del rubro, como por ejemplo, contemplar en su construcción termopaneles en las ventanas, pues facilitan un mejor aislamiento, lo que se traduce en mayor eficiencia energética. "Si bien pueden representar un costo mayor en el cortísimo plazo —todavía por la falta de uso masivo— al final del primer invierno, este probablemente ya se habrá pagado con los ahorros en calefacción, menor cantidad de gripes, reducción del uso de agua caliente, en fin...", explica Schneider.
A pesar de que la sustentabilidad ha sido incluso parte de las temáticas abordadas en los encuentros ICARE, señalando que como concepto hace un buen tiempo dejó de ser una moda y ahora es centro del negocio en las empresas, los expertos concuerdan que faltan más requisitos y una mayor conciencia ecológica, sobre todo en el ámbito de la ciudad.
"Habrá que esperar algunos años que equipos multidisciplinarios aborden la planificación de la ciudad con la mirada medioambiental, que entiende la ciudad como un organismo vivo con recursos y energía para su funcionamiento", dice Marcelo Huenchuñir.
La arquitectura sustentable en Chile tendrá que recorrer un largo camino. Es un tema que recién comienza a desarrollarse a nivel masivo y que requiere de una mayor planificación y participación entre el mundo privado y público.
Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.