Los desafíos en Sustentabilidad Minera

Los desafíos en Sustentabilidad Minera

El aumento de los costos de la energía preocupa a las principales compañías mineras que operan en el país. Hoy (la energía), de acuerdo a las estimaciones de los expertos, representa el 14% del costo total de producción de la industria y se cree que podría aumentar a un 68% para el año 2021. Esto ha llevado al sector a buscar soluciones sustentables para lograr aumentar la competitividad de las compañías en el mercado internacional.

Chile enfrenta una grave crisis en materia energética. La sequía que afecta por años al país, la falta de gas natural y la paralización de algunos proyectos han encarecido los precios de esta, convirtiéndose así en una de las más costosas del mundo. Razón que preocupa, pues nuestro país basa su economía en la extracción y exportación de recursos naturales, siendo la minería del cobre (el más demandante en energía) el primer sector exportador. En los últimos años, el gasto de las empresas mineras ha aumentado considerablemente, lo que ha restado competitividad en la industria. Tal situación ha llevado al sector a buscar soluciones sustentables para atenuar los altos costos que enfrentan.
 
Enrique Aravena, director de Nuevos Negocios del centro de investigación australiano Csiro Chile, sostiene que nuestro país depende de la energía importada. Por esta razón, los costos de esta son mucho más altos que en otros países mineros. "Hoy en día representa el 14% del costo total de producción de la industria. Se estima que aumentará a un 68% para el año 2021. Esto claramente afecta la competitividad del sector minero a nivel internacional. Además, la minería es la industria más intensiva en el uso de energía de Chile. El desafío por parte de la industria es disminuir la intensidad de consumo de energía en cada eslabón de la cadena productiva, a través de procesos más eficientes y tecnológicamente adaptados a esta realidad".

Manuel Viera Flores, director de la Escuela de Ingeniería en Minas de la Universidad de las Américas, ex director de Enami y CEO de Metaproject, señala que son tres los principales desafíos que debe enfrentar la minería. El primero de ellos es frente a la caída en las leyes de mineral (porcentaje de mineral que se extrae por cada tonelada de material de roca procesado), lo que hace necesario más electricidad para moler mayor cantidad de roca con el objeto de obtener el mismo nivel de cobre. El segundo, tiene que ver con la escasez de agua. Y, por último, la realización de nuevos proyectos, debido a que las estimaciones de la industria respecto del consumo de electricidad de la minería del cobre "se sitúan en un aumento de un 27% para el 2015, dado que las compañías necesitan cada vez más energía para obtener cobre de los minerales que extraen. Esta estimación asciende a 31% si se incluyen las operaciones de plantas de desalinización".

Juan Rivadeneira, director del proyecto biolixiviación de concentrados de Pucobre, empresa de mediana minería, sostiene que los principales costos de producción están dados en chancado, impulsión, desalación, transporte y movimiento de materiales. A su vez, explica que se han desarrollado diversas iniciativas para poder paliar el tema del alza de los costos energéticos en la industria, pero "las características del negocio minero y la incertidumbre generada por la falta de una estrategia energética de carácter nacional hacen que la implementación de nuevas tecnologías sea más bien lenta".

INNOVAR ES LA CLAVE
Si estamos hablando de innovación, primero debemos darnos cuenta de que contamos con la capacidad creativa y con los mejores laboratorios naturales del mundo en nuestros yacimientos para innovar en procesos productivos. Chile debe lograr transformar su pensamiento, generando una verdadera metamorfosis y ocupar nuestra energía en investigar, crear e innovar. La innovación requiere de una mirada multidisciplinaria que permita incrementar la eficiencia, seguridad y productividad de las faenas mineras, junto con el aumento de la sustentabilidad ambiental y social, desde las etapas de exploración, producción y procesamiento mineral hasta el cierre de faenas, todo lo cual genera un gran aumento en la seguridad y en la eficiencia en el uso de agua, energía y capital humano, subraya Viera.

Entre los proyectos más innovadores de la minería chilena, destaca el uso del agua de mar para la minería, cubriendo así un 8% de las necesidades de las mineras. Actualmente, sostiene que hay 16 proyectos de plantas desalinizadoras en operación o en distintos niveles de desarrollo en el país. Asimismo, menciona proyectos en innovación en minería subterránea y a rajo abierto, la biolixiviación de concentrados de cobre, además del reciclaje de neumáticos mineros y generación de energía eléctrica. Hoy, acota, constituyen un problema ambiental a nivel internacional. Por ello, Metaproject está incursionando en un importante proyecto con la técnica de termocatálisis para reciclar neumáticos, basura y plásticos, que produce oil, gas y carbón y que permitirá dotar de energía eléctrica a las mineras, entre otras iniciativas.

La misma opinión comparte Rivadeneira, de Pucobre, quien hace hincapié en que una industria, como la minera, que cuenta con leyes de mineral decreciente, presiones sociales y, además, por lo dependiente que es de otros recursos –como el agua, la electricidad y recursos humanos– hace que la innovación sea un foco central en los procesos.

EXPERIENCIA EXTRANJERA
Respecto a los países que han desarrollado capacidades de innovación tecnológica en minería, Miguel Viera sostiene que muchos han obtenido grandes ventajas económicas. Entre ellos, nombra a Australia, que desarrolló un sector de servicios y proveedores de la minería "que aporta al PIB tanto como la misma actividad extractiva".

A su vez, Aravena, de Csiro Chile, indica que países como Australia y Canadá "invierten entre 1 y 2% del PIB en Investigación y Desarrollo (I+D), cifra que llega solo al 0,35% en Chile, aunque un porcentaje mayor se invierte en minería".

Por esta razón, advierte que aún es insuficiente para generar transformaciones profundas o quiebres tecnológicos de importancia. Suele imperar la cantidad del recurso más que los servicios e innovaciones que pueden agregar valor como nuevos métodos y tecnologías para hacer más sustentable el sector. Pero tanto o más importante que el monto del gasto en I+D, lo relevante es la composición de ese gasto. Es necesario que el sector privado tenga preponderancia. En los países altamente desarrollados, el componente privado del gasto alcanza incluso el 75% del total. Hay que incrementar la generación de capacidades in-house, hay que destinar recursos para "aprender haciendo".
 
El conocimiento en general y el tecnológico, por cierto, es –económicamente hablando– "un bien no rival" y hay variadas formas de adquirirlo como, por ejemplo, la transferencia tecnológica. Hay que fomentar la generación de eslabonamiento vertical con los proveedores de la minería. La industria minera tiene la oportunidad de legarle y enseñarle a la sociedad a aprender a innovar.

DESAFÍOS DE LA INDUSTRIA
De acuerdo al Estudio de Caracterización 2014 de Proveedores de la Minería Chilena, el 60% de los proveedores declara haber realizado innovación en productos y un 41% en procesos. 51% de las empresas realizó innovación en gestión organizativa y un 31% innovó en marketing. Codelco, por su parte, lanzó este año un fondo de inversión por unos US$80 millones para estimular la innovación ligada al cobre y a la minería, su objetivo es invertir en nuevos usos de cobre de alto valor, tecnologías para hacer más eficientes y competitivos los procesos mineros e iniciativas sustentables para los insumos críticos de la industria, como agua y energía, señala Viera.

Sobre si le parecen suficientes las cifras en inversión en minería, Viera apunta a que el sector desarrolla solo el 5,6% de la innovación en Chile. Esta cifra es muy menor si la comparamos con otros países mineros como Australia, donde el porcentaje se empina sobre el 21%. Si queremos mejorar la productividad, abaratar costos a largo plazo, disminuir el impacto en el medio ambiente y mejorar la seguridad de los mineros y comunidades, debemos disminuir esta brecha respecto de países con culturas sustentables más desarrolladas. Los avances en robótica, automatización, tecnologías de la información y biotecnología son parte de una nueva etapa en la forma de hacer minería para la cual debemos estar preparados.

En definitiva, comenta que la estrategia hoy en día "debe centrarse en pensar en una ingeniería con concepción planetaria, que tenga como características primordiales el ser 100% sustentable, que incluya el cambio climático, dé cuenta de la inversión de los polos magnéticos, incorpore la dramática importancia de la energía y el agua y que dé cuenta de las relaciones con las comunidades y otros stakeholders (grupos de interés). El tema ambiental es el gran desafío de la ingeniería, el mundo requiere de las empresas tener procesos más confiables, seguros, sustentables y de bajo costo para ser competitivos en el mercado commodity. Asimismo, de mayores y más inteligentes infraestructuras, con un plan de urbanización en armonía con las comunidades".

Anglo American: eficiencia y tecnología
Óscar Muñoz, gerente de Estándares y Desarrollo Tecnológico, sostiene que desde el año 2006 la compañía ha utilizado diversas estrategias en estas materias. "Creemos que el actual escenario de la industria, caracterizado por los altos costos de la energía, la escasez de agua y desafíos productivos –como la mayor profundidad de las minas y la menor ley del mineral, el desarrollo de la innovación y de la tecnología¬– son la clave para enfrentar un mercado en el que debemos ser más eficientes y productivos en nuestra forma de operar".
 
Respecto a sus innovaciones, explica que junto a la empresa MIRS, desarrollaron una máquina robótica integrada para el despegue de cátodos en su operación Mantos Blancos. "Se trata de 3 robots que trabajan simultáneamente, en una sola línea, lavando los cátodos, despegándolos de los ánodos, muestreando y realizando su corrugado. Es una integración de sistemas donde cada uno por sí solo constituye una innovación, un desarrollo, y que en conjunto significan un gran avance tanto en la producción como, lo más importante, en la seguridad de nuestros trabajadores", explica. A su vez, menciona la pronta puesta en marcha de la primera planta desalinizadora de la compañía, que estará ubicada en la Bahía Corral de Los Chanchos (Región de Atacama) y que permitirá ayudar a descomprimir la cuenca hídrica de Copiapó en una zona fuertemente afectada por la sequía".
 
Sobre próximos proyectos en carpeta, comenta que hay algunos que están avanzando y que apuntan a mejorar la productividad a nivel de procesos. Entre ellos, "grade engineering, que busca preclasificar material que va hoy a lixiviación, para chancarlo y clasificarlo, con la idea de extraer material fino y enviarlo a la concentradora, lo que permitiría un mejor uso del recurso mineral. También destacaría la idea de contar con chancadores al interior del rajo de la mina y el uso de correas para el manejo de estériles, que podría generar ahorros en camiones. También una opción interesante es la minería continua, es decir, contar con un flujo continuo de minerales que van de la mina a la molienda mediante controles on line, de manera de operar la mina como si fuera un proceso continuo, al estilo de una industria automatizada."

Codelco: gestión de energía para el resultado del negocio
De acuerdo a datos aportados por Codelco, a partir del año 2003 han "ido desarrollando un sistema de gestión de energía, cuyo objetivo es contribuir al resultado del negocio, con una gestión tanto de la realidad operativa actual –a través de mejorar los indicadores específicos del uso de energía en los procesos productivos– como de la mirada estratégica de futuro, haciéndose cargo de la eficiencia energética en los proyectos y fortaleciendo el desarrollo de nuevas fuentes de energía. El sistema de gestión de energía de Codelco se ha estructurado en base a cuatro focos: gestión de contratos existentes, gestión de eficiencia energética en procesos, energías renovables y eficiencia energética en proyectos de inversión".
 
En materia de ERNC, sostienen que han incorporado "energía solar en el calentamiento de electrolito en la planta de electroobtención de División Gabriela Mistral (en operación desde el año pasado) y el proyecto Sulfuros de Baja Ley en División Chuquicamata, que está en diseño y es un proyecto que está dentro del Programa Cluster de desarrollo de proveedores de clase mundial; asimismo, generación de energía eléctrica aprovechando la energía mecánica del transporte de relaves en El Teniente. Se encuentra en preparación de los términos de referencia para licitar; incorporación de energía solar fotovoltaica u otra en el sistema de extracción de agua de Ojos de San Pedro; y uso de biomasa en calefacción en División Andina".
 
Sobre sus proyectos destacados, mencionan a la planta Calama Solar 3, ubicada en pleno corazón del desierto de Atacama, "es la primera planta fotovoltaica industrial del país, se trata de la puesta en marcha de una fuente de energía no tradicional, limpia y renovable, como es la energía solar. La iniciativa consideró una inversión privada de US$3,5 millones e inyecta 1 megawatt de potencia a las zonas industriales de la División Chuquicamata. La planta tiene capacidad de generar 2,69 GWH/ al año y representa una disminución de 1.680 toneladas anuales de emisiones de CO2. En tanto, en División Salvador "los elevados precios que presenta la energía eléctrica actualmente hicieron reflotar un proyecto que permitiera aprovechar la misma cantidad de agua empleando instalaciones y equipos más modernos en la unidad hidroeléctrica compuesta por la Central Montandon y la Central Salvador, esta última en funcionamiento desde 1977. Una nueva máquina generadora de electricidad permitirá aumentar en casi 600 kilowatts la generación propia".

Mineras Los Pelambres: innovación, clave para la sustentabilidad del negocio minero
Andrés Morán, gerente de Asuntos Externos y Sustentabilidad de Minera Los Pelambres, revela que en sus casi 13 años de operación en la región de Coquimbo se "ha priorizado el crecimiento de la actividad que realiza en el Choapa, como así también el desarrollo de una minería sustentable optimizando al máximo los recursos con que se cuenta en la región. Es así como, consciente de la escasez energética que afecta al país, Los Pelambres aprovecha su ubicación geográfica sobre la cordillera para generar energía mediante el frenado de las correas transportadoras, lo que hoy representa cerca del 10% de su consumo total. De esta forma, cuenta con un sistema de generación propio de energía a través de sus correas transportadoras.
 
La iniciativa se diseñó e implementó a fines de los años 90, cuando Minera Los Pelambres pasó de ser una mina subterránea a una a rajo abierto. En ese entonces, se innovó al aprovechar la diferencia de cotas (aproximadamente de 1000 metros) entre el chancador y la planta concentradora, con el fin de utilizar la inercia producida por el peso del mineral transportado por medio de correas desde un lugar a otro. La correa cargada de mineral y dispuesta en la pendiente alcanza un movimiento de gran velocidad activando en su desplazamiento una serie de motores (generadores de energía) producto de su inercia. El sistema de autogeneración de energía permite ahorrar anualmente del orden de los US$14 millones. En sus 14 años de funcionamiento se estima que ha generado a la compañía un ahorro aproximado de US$100 millones".
 
A su vez, comenta que, en alianza con las empresas Pattern Energy y AEI, nuestro grupo Antofagasta Minerals "está desarrollando el proyecto Parque Eólico El Arrayán, el que con 115 MW de capacidad instalada, suministrará aproximadamente el 20% de las necesidades energéticas de Minera Los Pelambres. La suscripción de este contrato de suministro da cuenta del firme compromiso de Minera Los Pelambres con el desarrollo de la minería en forma sustentable e innovadora, explorando nuevas alternativas de desarrollo energético. De esta manera, la compañía viabilizará el parque eólico de mayor capacidad en Chile con 155 MW de potencia instalada y 54 aerogeneradores".
 
Reconoce que la compañía posee uno de los usos más eficientes del recurso hídrico, "cada gota Los Pelambres la reutiliza casi 7 veces". Por último, sostiene que Minera Los Pelambres "siempre ha demostrado un fuerte compromiso con un desempeño medioambiental de excelencia incorporando la innovación dentro de sus políticas operacionales, lo cual es una prioridad de todas las actividades que se desempeñan en sus instalaciones. Como empresa, tenemos la convicción de que la innovación es una herramienta absolutamente necesaria para avanzar en la sustentabilidad del negocio minero,
 
 
 
Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.