Hacia una institucionalidad pública en Investigación Científica

Hacia una institucionalidad pública en Investigación Científica
La ciencia y la tecnología juegan un rol fundamental en el desarrollo de las economías. Así lo han entendido las sociedades más avanzadas, que han focalizado sus estrategias en base a aumentar el conocimiento en sus procesos productivos y de servicios. 
En Chile, hace bastante tiempo se habla sobre la importancia de diversificar nuestra canasta exportadora –basada principalmente en materias primas–, sin embargo, recién se está tomando conciencia respecto a la urgencia de promover una cultura científica y de innovación en el país. Así las cosas, durante la administración anterior se avanzó en la idea de querer instaurar una nueva institucionalidad pública para la investigación científica en el país, aunque dicha propuesta no logró prosperar.
 
El tema también fue parte del programa de Bachelet y promovía la creación de la Subsecretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación. De este modo, al inicio de este ejercicio, la mandataria le puso pilas al asunto y encomendó a una comisión, compuesta por 35 expertos ligados a la materia, presentar una propuesta para fortalecer la ciencia en Chile. ¿Qué es lo que se busca? Responde Gonzalo Vargas Otte, rector de Inacap, y Claudio Pérez, presidente de la Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado (ANIP), miembros de la instancia presidencial.

Para Vargas, existe total coincidencia en la necesidad de generar y fortalecer el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación para incorporarlas al interior de las empresas, en la sociedad civil y dentro del Estado. Sin embargo, sostiene que aún no están todos los elementos sobre la mesa como para concluir respecto a la conveniencia o no de establecer un ministerio u otro tipo de solución institucional, dado que es un debate que recién comienza. No obstante, dice que los objetivos se deberían concentrar en cómo aumentar la inversión en ciencia, tecnología e innovación, pues para él esto es la base del desarrollo a largo plazo en cualquier sociedad, desde el punto de vista de la sustentabilidad, la equidad y la competitividad. Mientras que el segundo propósito sería asegurar que esos recursos se utilicen de manera efectiva y eficiente, enfatizando especialmente en la innovación, es decir, que la inversión en ciencia y tecnología se manifieste efectivamente en el desarrollo del país en todos sus ámbitos.

Pérez, por su parte, asegura que de acuerdo al mandato esta comisión deberá reflexionar sobre cómo la ciencia, la tecnología y la innovación pueden contribuir al desarrollo del país. De esta forma, aclara que este desarrollo debe ser integral, es decir, que propenda al incremento de la calidad de vida de las personas y de los espacios sociales del país. A su vez, apunta a que el debate se debería concentrar respecto a cuál es la mejor estructura organizacional para resolver algunos escollos que subsisten. En ese marco, sugiere que, por una parte, esta comisión debería buscar cómo solucionar las problemáticas relacionadas con la investigación científica; y por otro lado, coordinar los esfuerzos y debates para concretar una política de Ciencia, Tecnología e Innovación para Chile. “Teniendo claridad respecto a la política que será implementada en el país, se podrá establecer cuál es la mejor estructura organizacional para concretar los objetivos de tal política”.

En relación a por qué ha sido lenta la implementación de esta nueva institucionalidad, Vargas reconoce que este es un tema que se viene hablando por décadas. “Cada Gobierno ha avanzado en alguna medida a través de distintos instrumentos e instancias que han llevado a reformulaciones y restructuraciones de Corfo, Conicyt, el Ministerio de Economía y otros varios ministerios que participan directa e indirectamente en este tema. Además, nuestro país ha aumentado la inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación –no en términos del porcentaje del PIB–, pero sí conforme al crecimiento de nuestra economía”. Al mismo tiempo, admite que institucionalmente tenemos un tema no resuelto y esto tiene relación con que este asunto no está dentro de las primeras prioridades del país. “Si uno analiza el debate político que hemos tenido en los últimos meses, como la Reforma Tributaria, la Reforma Laboral, la nueva Constitución, la Reforma Educacional y otros; la ciencia y la tecnología no concitan tanto el interés de la ciudadanía y de los tomadores de decisiones. Y eso es así en todas partes del mundo”.
 
Para Pérez, en tanto, la discusión sobre estas temáticas no había permeado tanto como ahora en la comunidad científica, social y gubernamental. “Dado el importante crecimiento que ha tenido la población de investigadores nacionales, la discusión ha comenzado a penetrar en el ámbito gubernamental, quienes no solo han tenido que dar respuesta frente a las nuevas demandas, sino que también han visto un espacio de desarrollo del país a través de la ciencia, la tecnología y la investigación”.

Tomás Norambuena, presidente de la Fundación Más Ciencia, indica que ven con satisfacción que su campaña iniciada en 2010 haya tenido frutos, aunque ha tomado años el formar el consenso mayoritario que ahora han visto en la comunidad científica y política. Por lo mismo, reconoce que la construcción de nexos y confianzas entre...
lm3
 
 
Regresar arriba
Info for bonus Review William Hill here.

pefc

La revista Innovación & Mercado se imprime en papel con cerfiticación internacional PEFC que proviene de bosques sustentables.